jueves, 9 de diciembre de 2010

¡¡¡ESA ES LA ACTITUD!!!

Hay dos cosas que me molestan enormemente cuando estoy en una tienda… Una, que l@s dependient@s me ignoren como si fuera un mueble más o que ni me saluden. La otra, que me persigan y me atosiguen, algo que me hace sentir incómoda.

Yo también soy compradora y he podido experimentar en muchas ocasiones desde la mala educación hasta la desidia en alguna de mis compras. Precisamente por este motivo, desde el principio de NKN Nekane siempre hemos dado mucha importancia al hecho de que cualquier persona, al entrar en nuestras tiendas, debe sentirse cómodo desde el primer momento.

Todo debe empezar por una buena imagen del dependiente, pero también es muy importante su actitud, desde el saludo de bienvenida hasta la despedida, el cliente merece la misma atención durante todo el horario de apertura de la tienda.  Siempre amables y cuidando hasta el más mínimo detalle, cuidando las formas, los gestos y las posturas. Ayudando a escoger o dando alternativas. Dejando a la gente que vaya también un poco a su aire y explore entre los colgadores.

También hay que saber leer el tipo de persona que tenemos delante: hay gente decidida, gente independiente, gente indecisa… Sea como sea, una persona que trata con el público debe saber leer entre líneas los gestos y las actitudes de su clientela. Debe, en definitiva, conocer la naturaleza humana.

Otra cosa que pienso, es que cuando las mujeres nos vamos de compras queremos tener lo que los expertos dicen “una buena experiencia de compra” y si vamos a una tienda en la que la decoración es cuidada, nos gusta la ropa y nos tratan bien, a buen seguro que repetiremos en un futuro y, además, se lo recomendaremos a nuestras amigas.

Os dejo con una imagen de nuestras tiendas…

miércoles, 1 de diciembre de 2010

UN POCO DE NUESTRA PEQUEÑA HISTORIA

En mi post de hoy quiero hablaros de NKN Nekane, de su historia, de su filosofía…

Empezamos en 2002, con una pequeña tienda que vendía ropa y complementos de varias marcas. Con el tiempo, y a medida que nuestra clientela se hacía mayor y más asidua, empezamos a aportar diseños propios que completaban las colecciones que teníamos a la venta. De hecho, creo que el mismo concepto propio de NKN Nekane nos impulsó a hacerlo: la atención al cliente.

Y es que, ya desde un principio, creímos que en lo que nos podíamos diferenciar era en el ofrecer un trato personalizado a todas las mujeres que vinieran a nuestra tienda. Así, la gente venía con una idea de qué quería conseguir y nosotros debíamos completarlo con nuestras colecciones. Así surgió la necesidad de completar lo que nos ofrecían otras marcas con diseños propios.

Y, poquito a poquito, dando un paso sobre otro bien afianzado, el volumen de nuestras prendas propias fue creciendo y el modelaje se fue diversificando, en la medida que las prendas de otras marcas fueron menguando. Se nos ocurrió refrescar periódicamente las colecciones, haciendo series cortas, de manera que prácticamente cada semana habían cosas nuevas. Todo esto permitió que pudiéramos ir abriendo tiendas (hasta las ocho actuales en Barcelona y Madrid), pero siempre de una manera controlada y limitada, puesto que nunca hemos querido perder esa idea de series cortas y exclusivas, pero a unos precios atractivos.

En todo este tiempo, además de ofrecer nuestra colección de mujer, pensada desde un punto de vista práctico, elegante y femenino, también hemos ido incorporando y ampliando una colección para las más pequeñas, siempre desde nuestro particular punto de vista, nuestra Filosofía NKN Nekane.

Aquí tenéis un ejemplo de look para niña…
Se ha producido un error en este gadget.