viernes, 12 de noviembre de 2010

HUELE A…

Tengo una amiga que tiene una expresión que me resulta especialmente graciosa. Cuando llegan esos días de “entretiempo” (una expresión graciosa que necesita de un post!!!) de primavera u otoño, siempre dice “huele a verano” o “huele a invierno”.
“Huele a verano” expresa esos días en los que empieza a hacer calorcillo y sol empieza a calentar un pelín más de la cuenta. Empiezan a sobrar las mangas y a faltar las gafas de sol…
En cambio, “huele a invierno” cuando los días son cortitos y el sol está más bajito, de manera que jamás llega a calentarnos del todo si andamos por zonas de sombra.  “Huele a invierno” cuando el cuerpo pide una mantita en un día de lluvia… los árboles ya casi no tienen hojas y se muestran desnudos ante la ciudad.
Esta mañana, cuando iba al trabajo, he visto que, en algunas calles, ya están empezando a  instalar las luces de Navidad. “Huele a invierno”
Me gusta esta camisola, pero lo que más me gusta es la luz de esta fotografía. Imagino que ya sabéis por qué… huele a...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión nos interesa... Gracias por confiar en NKN!

Se ha producido un error en este gadget.